M.A.R. Editor acude a Tenerife Noir 2018 con una decidida apuesta por la novela negra contra la violencia de género; contra la violencia ejercida sobre la mujer.

La participación de M.A.R. Editor comenzó con el homenaje hecho por la organización el día 3 a dos autoras pioneras: Alicia Giménez Bartlett y la primera que publicó una novela negra en España, Lourdes Ortiz, autora de la novela negra En días como estos. La apuesta por las mejores voces femeninas de M.A.R. Editor quedó así constatada.

Pero este año, además, M.A.R. Editor presenta a una autora como ganadora del Premio Wilkie Collins de Novela Negra, a Olga Mínguez y su novela  La absurda vida de Dalila Conde. Esta novela sucede en el palmarés del Premio a Carlos Augusto Casas y su obra Ya no quedan junglas adonde regresar y parece destinada también a invadirt el corazón de los principales lectores y críticos de novela negra.

Contra el abuso sexual sobre las mujeres, contra la violencia sobre las mujeres

Olga Mínguez en su novela  La absurda vida de Dalila Conde. Nos plantea algo que parece salido de la crónica negra de  los periódicos. La mañana del lunes 18 de enero, aparece el cadáver de una mujer en un parque el madrileño. Su nombre, Dalila Conde. La causa de su muerte, una estocada en la nuca. Sus labios, sellados por una perfecta cruz griega de color rojo. Características que pronto harán saltar todas las alarmas de la policía, ya que el caso parece enmarcarse dentro de una macabra investigación que lleva veinte años abierta: la de las niñas de la cruz. Es la historia de un reguero de secuestros y asesinatos programados de adolescentes, a cuyo asesino nadie ha sido capaz de acercarse. El inspector jefe Leonardo Vélez acaba de volver al cuerpo. El expediente de las niñas de la cruz ya le espera en su despacho, y el cadáver de Dalila Conde no es más que un recordatorio de que la cuarta niña de la cruz sigue secuestrada. Vélez deberá aprender a recomponerse a marchas forzadas. Tendrá que superar sus inseguridades y, sobre todo, recobrar su ingenio policial para evitar que aparezca un nuevo cuerpo de mujer, asesinada, y con los labios sellados por una perfecta cruz de color rojo. Esta es una historia de abusos sexuales, sectas, esclavitud y violencia contra las mujeres.

Afirma Olga Mínguez sobre su obra: “He estado mucho tiempo siguiendo atentamente las noticias, tratando de investigar cómo procede la policía en ciertos momentos, hablando con personas bastante metidas en temas de desapariciones y crímenes. La documentación previa a la escritura siempre me ha parecido fundamental. Por ello, puedo decir que, repito, siendo ficción, sí que he tratado de reflejar la triste realidad que seguimos viviendo hoy día: las mujeres, por el simple hecho de serlo, somos potenciales víctimas para ciertos crímenes. La violencia es un tema recurrente en mi obra, y creo que lo seguirá siendo. Escribo sobre todo porque es mi forma de comunicarme con la gente, de expresar temas o situaciones que me preocupan. Y el tema de la violencia contra la mujer es algo que me carcome por dentro. No comprendo cómo es posible que, en pleno siglo XXI, sigamos viviendo con barbaridades como la brecha salarial, el acoso, la violencia de género o las violaciones. Que la sociedad tenga mucho más de machista de lo que queremos ver. Mientras esto siga existiendo, yo lo seguiré reflejando en mis obras”.

Prestigiosa autora teatral, Olga Mínguez es una recién legada al noir. “Tengo que confesar que mi gusto por la novela negra es relativamente reciente. Siempre he transitado por otro tipo de literatura, pero a raíz de mi entrada en un club de lectura hace escasos años, empecé a interesarme por este género. Y ahora reconozco que me tiene enganchada. Me siento muy afortunada por haber ganado el premio Wilkie Collins, tan respetado, y por todos los festivales a los que he sido invitada, empezando por Tenerife Noir, que no sólo es el punto de enlace en el Atlántico, sino que mi editor, Miguel Ángel de Rus, coincide en señalar como uno de los tres puntos a los que hay que acudir obligatoriamente, junto a la semana Negra de Guijón y la FIL de Guadalajara. Es una gran oportunidad que no pienso desaprovechar. Creo que mi futuro en novela va a seguir siendo bastante ‘negro’ por el momento”.

En una parecida línea de defensa de la mujer está Salvador Robles Miras, quién ya recibiera el Premio Wilkie Collins de Novela Negra hace dos años en Tenerife Noir, de manos de su comisario, Javier Hernández Velázquez, y que vuelve al festival “Tras una trilogía negra, presento un nuevo proyecto, Aurora en la oscuridad en el que cambia el protagonista, ahora una mujer de raza, la subinspectora Cecilia Fresnedo, quien se complementaba perfectamente con Telmo Corrales, pero cuya personalidad se sitúa en las antípodas de éste. Ella no hace gala de diplomacia todo lo contrario; si ha de ser descarada, lo es, no se corta un pelo. Me interesaba mucho ver las tropelías que perpetran ciertos seres humanos desde la mente de una mujer. Asimismo, Aurora en la oscuridad  es una novela más negra que las anteriores. Es un alegato contra la violencia de género y una reflexión crítica sobre el embelesamiento que producen las apariencias. El  profesor de Matemáticas del Colegio Devotos Cristianos, un depravado que se sirve de su posición de autoridad para conseguir los favores sexuales de chicas menores de edad, mata en un forcejeo a Aurora Bartra, su alumna favorita. Se deshace del cadáver arrojándolo entre los matorrales de un camino forestal, en las afueras de Metrópoli. El cuerpo de la joven se encuentra pasadas dos semanas. Como pueden ver algo que lamentablemente sucede en España, no es ningún cuento. Se encarga del caso, al frente de la Brigada contra el Crimen, la subinspectora de Policía Cecilia Fresnedo, quien desde antes del hallazgo, está convencida de que Aurora ha sido asesinada. Todo apunta al profesor Escauriaza, pero la investigadora no cuenta con pruebas sólidas para acusarlo. Mientras tanto, alguien, en las sombras, planea una terrible venganza. Como se puede ver, es la preocupación de todos los españoles por la violencia contra las mujeres, que no cesa”.

Carlos Augusto Casas, reciente ganador del premio Novelpol en Tenerife Noir y ganador del Morella Negra en estos días, y uno de los cuatro finalistas del Premio Ciudad de Santa Cruz que se fallará el 17 de marzo, afirma sobre esta novela: «Salvador Robles Miras nos habla en Aurora en la oscuridad del horror que se esconde en lo cotidiano, de monstruos con traje y corbata, envueltos en un halo de respetabilidad, que dan los buenos días a los vecinos. (…) Con la prosa elegante que caracteriza sus obras, Salvador crea una trama muy oscura que aparentemente gira en torno a un asesinato, pero que a medida que avanza la obra vemos que en realidad habla de otro de los grandes temas de la novela negra: la venganza. Porque algunas heridas no se cierran con sentencias judiciales».

Para Miguel Ángel de Rus: «Este es un festival especial que debe plantearse crecer hasta ser una alternativa, o un cooperador de festivales como la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, México. Yo presenté aquí el pasado año mi libro Novelas reunidas  y fue todo un éxito. Se presentó el libro de Carlos Augusto Casas y está siendo un año triunfal. Tenerife fue el mejor lanzamiento posible y ahora esperamos cerrar un ciclo en el Premio Ciudad de Santa Cruz».

Otras actividades de M.A.R. Editor en Tenerife Noir

El escritor y editor de M.A.R. Editor es Miguel Ángel de Rus, quien además dirige y presenta el programa  literario de Radio Exterior de España Sexto Continente, que se centrará en Tenerife Noir tres semanas seguidas. El 3 de marzo se hizo desde los estudios centrales de RNE un programa de avance de la programación en conversación con el comisario del festival, Javier Hernández Velázquez, y con recomendaciones literarias de dos de las participantes en el jurado del festival, Maica Rivera y Yurena González, y ya en Tenerife se grabarán dos programas más, los días 8 y 9 de marzo, en los estudios tinerfeños de RNE con autores como Méndez GuedezOlga MínguezFrancisco Javier Illán Vivas, Laura GomaraArantxa Rufo, el francés Pascal Buniet, así como prestigiosos blogueros negros.

 M.A.R. Editor organiza el viernes, 9 de marzo, a las 19h, en el Corte Inglés la Presentación de Nunca bombardees Pearl Harbor de Javier Hernández Velázquez, presentado por Jorge Dávila. Se celebra la entrega del Premio Wilkie Collins de Novela Negra, a cargo de Javier Hernández Velázquez, y presentación de los libros, a las 20H:La absurda vida de Dalila Conde, de Olga Mínguez Pastor (ganadora del Premio Wilkie Collins) y Sombras en la meta, de Pascal Buniet (accésit del Premio Wilkie Collins). Presenta Miguel Ángel de Rus

X